CREOLE

 
 

DE LA NOCHE DE BODAS DE LOS REYES DE ESPAÑA... A BARCO MALDITO


Su leyenda comenzó en 1926 cuando el multimillonario estadounidense Alec Cochran decidió encargar a los diseñadores Camper & Nicholson un barco que fuese el más hermoso del mundo. Él sabía que, enfermo de tuberculosis no tenía mucho tiempo de vida y quería dejar un legado único al mundo.


El "Creole", una espectacular embarcacion de 65,53 metros de eslora, diseñada por Charles Nicholson y construida por Camper & Nicholson, fue botado en 1927  yha estado siempre rodeado de atractivas y también misteriosas historias.


Como su salud era muy delicada, Cochran encargó a uno de sus amigos, Fred Hugues, que bautizara el barco al que le pusieron el nombre de Vira.


Hughes era un hombre ya mayor y necesitó tres tentativas de romper la botella de champán en el casco y, eso, dicen que es algo que sólo trae desgracias.


Muy enfermo, Cochran se asustó por la altura de los mástiles y varias veces recortó su altura, de modo que el 'Vira' asemejaba a un barco de vela a motor. No teniendo su configuración original la nave era demasiado pesada y no respondía a la navegación. Cochran le devolvió cinco meses después al astillero y ordenó venderla.


Un alcalde, Maurice Pope, la readquirió en 1928. El le puso el nombre de 'Creole' (Criollo) en honor a un postre - una especialidad de su cocinero- y la uso para navegar en los circuitos americanos.


Diez años mas tarde la puso en venta y en 1937, la adquirió el britanico Sir Connop Guthrie. La llevo a Camper & Nicholson para que recuperase su esplendor original y , finalmente, navego bajo las condiciones imaginadas a la hora de su diseño.


Participó en innumerables regatas y con el estallido, en 1939, de la Segunda Guerra Mundial, fue requisado y transformado como cazador de minas, navegando cerca de Escocia, en una de las acciones en que participo perdió sus mástiles y al final de la guerra el barco quedó en casi total abandono.


Adquirido a principios de los años 50 por el multimillonario griego Stavros Niarchos, el enemigo mortal de Aristóteles Onassi, fue la gran atracción de las fiestas mundanas de la costa Azul y el Egeo.


La rivalidad entre Niarchos y Onassis llegó a tal punto que mientras el primero surcaba los mares con el "Creole", el segundo lo hacía con el "Cristina".


En mayo de 1962 los entonces príncipes Juan Carlos y Sofía se casaban en Atenas y donde pasarían su noche de bodas fue para ellos una competencia y un reto. Ganó Stavros Niarchos porque el regio matrimonio vivió su primera noche de amor y pasión a bordo del "Creole", fondeado en la isla de Spetsopula.


En 1970 la esposa de Niarchos, Eugenia Livanos murió en misteriosas circunstancias nunca aclaradas y un año más tarde el se casó con la hermana de Eugenia, Tina, de la que Onassis se había separado para casarse con Jakie Kennedy; desde entonces ya no usaría más el "Creole" y se construyo un nuevo barco.


En 1983 lo adquirió Maurizio Guzzi, quien siete años después heredaría la firma de costura del mismo nombre. Guzzi lo restauró con todo lujo de detalles. Tardó seis años y cuando lo puso en el agua no quiso navegar en él.


El 27 de marzo de 1995 Maurizio Guzzi es asesinado y su mujer fue acusada de complice y condenada a 30 años de carcel.. Ahora lo poseen las hermanas del fallecido, Alessandra y Allegra Guzzi. Después de intentar vender el barco sin éxito las dos hermanas de Guzzi se han quedado con el 'Creole'.


Se puso a la venta pero nadie quiso comprarlo... quizás por esa maldición que dicen le rodea.


El barco acompaña a menudo a sus dueños durante las regatas, pero las dos hermanas navegan en otro barco de vela más pequeño, un sloop muy hermoso llamado 'Avel' (viento en bretón).

CREOLE